domingo, 10 de junio de 2007

Foro Dominical



Mauro Montero, la juventud ha sido elemento que pone y quita cualquier gobierno
El estudiantado despertó
Alfredo Fermín
Mauro Montero, presidente adjunto de la Federación de Centros de la Universidad de Carabobo, confiesa que la interferencia de los partidos políticos está desechada del movimiento que mantienen los centros de educación superior de todo el país, "no para defender intereses particulares sino para el rescate de la libertad de expresión y de los derechos ciudadanos fundamentales, establecidos en la Constitución Bolivariana". Los analistas políticos y la sociedad, en general, observan como un acontecimiento político la reacción del movimiento estudiantil, cuando se le cuestionaba su pasividad frente a los desmanes del gobierno.
¿Eso a qué se debió?
-El resurgimiento fue tarde. Pero se hizo en el momento preciso. Teníamos ocho años del gobierno de Chávez sin hacer nada. El movimiento estudiantil respondió con un nuevo liderazgo cuando el presidente Chávez cometió el error de meterse con las universidades, amenazando la autonomía universitaria y haciendo proposiciones populistas poco creíbles. -Quienes estamos en la educación superior no podemos aceptar, por principios, que el presidente Chávez pretenda imponer su ideología en las universidades. Ahora tiene una respuesta contundente, en los cuatro costados del país. Renació el fervor para la defensa de la autonomía universitaria, pero la situación empeoró con detenciones injustas de estudiantes e incluso muertos, por lo cual decidimos luchar en las calles.
El presidente Chávez dice que no hay razones para protestar cuando él eliminó la prueba de aptitud académica, aumentó las becas y ha creado nuevas.
-Esas son políticas demagógicas del gobierno, de captación de adeptos a su proyecto en las universidades. El resultado ha sido un rotundo fracaso. Está demostrado que las universidades bolivarianas son un fraude, sin pensum de estudios, sin profesores preparados. Por eso, el abuso de eliminar las pruebas internas, que no son perfectas, pero son una herramienta para ser más transparentes. El Presidente lo que quiere es controlar el ingreso de los estudiantes y de los profesores. -Para eso está el decreto 3.444, que establece el perfil del estudiante y del profesor que quiere el gobierno con la finalidad de imponer el pensamiento único. -Teniendo ese poder, sin la prueba interna, sin el Consejo Nacional de Universidades, el gobierno meterá adeptos al Ejecutivo Nacional. Es la forma para tomar las universidades, que es uno de los pocos sectores donde Chávez no ha logrado victorias. -Había logrado un pequeño triunfo en la Universidad de los Andes, donde está un tal Jerson, porque la oposición estuvo dividida. -Pero en la última consulta los universitarios obtuvieron en la ULA una gran victoria, que triplicó al chavismo. Todos nos unimos y ganamos los consejos de facultad, consejos de escuela y consejo universitario. Allí el "Movimiento 13" y el "Movimiento 20" obtuvieron una victoria contundente y noquearon al chavismo que iba unido.
¿Cuál es la situación del dirigente de la ULA, Nixon Moreno?
-Ese gran luchador está en la Nunciatura Apostólica, en Caracas, de donde no puede salir por la leyes. Pero su "Movimiento 13" se mantiene en pie de lucha, en favor de la libertad de expresión, la autonomía universitaria y los derechos humanos, que ellos defienden con fuerza por las imputaciones que se les están haciendo. -Conocemos a Nixon Moreno y sabemos de su lucha estudiantil y su trayectoria como luchador social democrático por lo cual, el gobierno, hace acusaciones en su contra que son falacias. El oficialismo asegura que el movimiento estudiantil no defiende la autonomía y sus reivindicaciones sino intereses del capitalismo. ¿Está de acuerdo con ese señalamiento? -Más que la autonomía universitaria, se están cercenando los derechos de los venezolanos. Eso lo vemos con el cierre de un canal de televisión privado. Lo que protestamos es el atentado a la libertad de expresión, para impedir que podamos decir y ver lo que uno quiera. -Esto reclama más responsabilidad del estudiantado universitario. Esa es la causa de la conmoción que ha causado todo esto, porque no sólo es que se acabaron la Radio Rochela, las telenovelas o el programa de Miguel Angel Rodríguez, sino que se impuso la hegemonía del Gobierno Nacional sobre los medios de comunicación social, que ya tiene más de 78 canales en el país, mientras queda uno solo independiente. -Creemos que debe haber una diversidad, en lo que se refiere a los medios, para que toda persona pueda expresar libremente su parecer, sin restricciones, sobre el Gobierno. Por eso la actitud del estudiantado que, de manera responsable, sin haber sido impulsado, ha asumido su rol en la calle. -Con el cierre de Radio Caracas Televisión el Gobierno está cercenando los derechos al trabajo y a una vida digna, porque ¿si no hay ingresos, cómo se vive? -La universidad no es una caja de cristal, aislada de lo que pasa a los demás ciudadanos. Por el contrario, somos ciudadanos iguales, pero con un poco más de capacidad de análisis con respecto a lo político, lo económico y lo social. El estudiantado ha concienciado su poder y ha decidido hacer públicas sus consignas, ante una forma de gobernar con la cual no está de acuerdo. -Durante cinco días consecutivos logramos el despertar de una sociedad. Estamos asumiendo el rol que debieron tener los partidos políticos, la sociedad civil y otros sectores para impedir que a los venezolanos se nos quiten nuestros derechos.
¿Cuáles son los objetivos de tantas marchas y tanto protagonismo de los estudiantes?
No entendemos cómo un vocero del Gobierno Nacional nos califica de opositores, nos señala como gente rica, defensores del capitalismo, cuando éste es un régimen oligarca que se ha apoderado de la mayor parte de los medios radioeléctricos. -Los estudiantes estamos asumiendo nuestro rol de defensa de la democracia, de los derechos a la libertad de expresión, al trabajo y a la vida.
¿De donde salen las finanzas para su movimiento?
El movimiento estudiantil no tiene financiamiento por ningún lado. Hacemos batidas para recolectar colaboraciones. La respuesta es solidaria. Nos ayudan para nuestra logística, para alquilar el sonido, que nos permite enterar a la sociedad carabobeña de por qué el estudiantado está en la calle. -Nuestro trabajo se extiende a concienciar a la sociedad sobre nuestra lucha, que no sólo es de los universitarios sino de todos los sectores. Porque hay un conjunto de leyes que está siendo aplicado, que la gente no sabe, pero que están perjudicando no sólo al capital, a la empresa nacional, sino a los sectores más necesitados, a los trabajadores, a los estudiantes.
¿Qué significa la bandera al revés que los estudiantes llevan en sus marchas?
-Es una forma de protestar, porque tenemos al país al revés. Los valores de hoy son los antivalores. Pongo un ejemplo, el gobernador del estado, general Luis Felipe Acosta Carles, premia a quienes atacan a los estudiantes con armas de fuego. Creó una fundación para unos tipos que hicieron ataques vandálicos a sus compañeros. De ellos cuatro fueron heridos de bala, dos de los cuales estuvieron sumamente graves y que gracias a Dios están estables. -El gobernador los llamó al Capitolio para congratularlos, creándoles una fundación con la que manejarán recursos para ir en contra de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad de Carabobo. Ese fue el premio por haber perdido las elecciones estudiantiles el 15 de Mayo.
¿Sorprende al movimiento estudiantil las opiniones en su contra de quienes fueron presidentes de federaciones de centros universitarios?
-El caso más lamentable es el de Jorge Rodríguez, quien presidió la Federación de Centros de la Universidad Central y hoy dice que el movimiento estudiantil es manipulado y se ha vendido a la oligarquía. -Es una vergüenza para la universidad. Lo que pasa es que sus intereses como Vicepresidente de la República no son los de los estudiantes. Nosotros lo comprendemos. Lo que no aceptamos es el vilipendio para convencer a otros sectores, que se prestan por circunstancias económicas. -En las elecciones para la Federación de Centros de la Universidad de Carabobo, el candidato oficialista, Ramón Bravo, gastó millones y millones de bolívares en su campaña y pretende presentarse como defensor de los intereses populares del estudiantado.
Con el estudiantado en la calle, ¿podrá Chávez imponer el socialismo del siglo XXI?
-Le va a ser bien difícil. No hay nada que le tema más el Gobierno que al estudiantado en la calle. La juventud ha sido elemento que pone y quita cualquier gobierno. -Un gran porcentaje del estudiantado universitario y de la juventud venezolana está en la calle, porque no está de acuerdo con el proyecto político del presidente Chávez. -Estoy seguro de que vamos a seguir en la calle propiciando la conciencia de todos los venezolanos para un cambio. Dimos el primer paso. Esperamos que la sociedad nos acompañe para que, de manera contundente, podamos propiciar el cambio que necesitamos, porque si seguimos con este gobierno de Hugo Chávez vamos a una dictadura legal. -Estamos conscientes de que por la Ley Habilitante y por el manejo de la Asamblea Nacional se pretenden imponer leyes inconsultas. Chávez es el que decide lo que se hace o no, dándole la espalda al pueblo, a pesar de que le prometieron participación. -Estamos conscientes de que la democracia venezolana no ha sido la mejor. Pero no es peor que esta dictadura disfrazada de democracia.
¿Tú eres antimarxista o antisocialista?
Yo no, pero éste no es un gobierno socialista o comunista, porque son filosofías serias que procuran el bien de la sociedad. Lo que Chávez propone es una ensalada para controlar a todas las instituciones y personas disfrazado con iconos de izquierda, para beneficio de un pequeño grupo o del entorno presidencial.
-
¿Cómo llegaste a este movimiento?
Me invitaron a incorporarme a una actividad en Palma Sola, Puerto Cabello, donde la Unidad 77 tuvo una participación importante para sacar de la cárcel a un grupo de personas que estaban presas en aquella ciudad. Por unas tierras que habian tomado.
Por nuestras gestiones, esas personas salieron en libertad. Eso y el trabajo con las comunidades me gustó, porque vimos cómo las personas se identifican con el estudiante universitario, sobre todo con el que defiende los intereses sociales. Me incentivé y ahora tengo la satisfacción de haber sido electo presidente adjunto de la Federación de Centros Universitarios, como el candidato más votado en las elecciones, efectuadas el mes pasado.
El dirigente

Mauro Montero nació en la Candelaria. Estudió en la Unidad Educativa Luisa Cáceres de Arismendi, de la urbanización Fundación Mendoza y en el liceo Martín J. Sanabria, donde comenzó su actividad como dirigente estudiantil. Graduado de bachiller trabajó como obrero en la empresa Comersa, "donde me di cuenta de la necesidad que tenemos los jóvenes de formarnos para no ser maltratados, por lo cual decidí estudiar Educación mención Educación Física, en la Universidad de Carabobo". Es coordinador del Movimiento Unidad 77, que tuvo su origen en el partido político Bandera Roja, del cual se deslindó. -Este es un movimiento que está en todas las universidades autónomas. Estuvimos en las universidades experimentales, pero las autoridades actuales, que están colocadas a dedo, no nos permiten la participación como movimiento estudiantil que siempre está contra las políticas del Gobierno.No tenemos una filosofía determinada. Luchamos por el sentido de pertenencia a la universidad, por la autonomía y las reivindicaciones estudiantiles.

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.