domingo, 29 de marzo de 2009

NO MAS VIOLENCIA EN LA UC

Ante todo reciban un cordial saludos todos los ucista, la unidad 77, envía nuestras condolencia y solidaridad a los familiares, amigos, compañeros de clases y al grupo que pertenecía el compañero Luís Alberto.

Hacemos un llamado a la reflexión, a la unidad a todo el movimiento estudiantil de la Universidad de Carabobo y los profesores por los hechos de violencia que se ha venido suscitándose en la UC. Exigimos a las Autoridades Competentes que den respuesta a éste caso y que no quede impugnen como muchos otros que suceden diariamente en el país, sin responsabilidad alguna. Esperamos que se aplique todas las medidas que sean necesarias puesto que nadie tiene derecho de quitarle la vida a nadie ni siguiera nuestras leyes venezolanas contempla la Pena de Muerte.

Así como los Cuerpos de Seguridad del Estado nos siguen en las marchas, así les pedimos que resuelvan este hecho, sea cuál sea las razones personales o políticas, queremos responsables, no vamos defender estudiantes asesinos ni vamos permitir que un grupo minoritario se disfracen de la Autonomía para hacer un espacio de vandalismo en función de sus intereses particulares en la UC.

Además, desde hace tiempo la unidad 77 viene discutiendo estos hechos de violencia de la cuál nuestra organización ha sido victima de ella sobre la ola de robos de la Facultad de Ing. y Educación en cuanto los recursos de medios audiovisuales, queremos que el organismo de Seguridad de la Universidad de Carabobo discutan públicamente un Plan de Seguridad concreto y efectivo donde todo la Comunidad Ucista participe y de propuestas para mejorar nuestras sistema de SEGURIDAD que es lamentablemente paupérrimo.

Por último, queremos pedirles a los grupos que no politicen este hecho, se trata del Organismo de Seguridad de Estado encuentre él culpable, porque los asesinatos en manos de los delincuentes en las casas venezolanas no es responsable la Autonomía Universitaria. Muchos creen que Autonomía es sólo la inviolabilidad del recinto universitario.

Queridos estudiantes no es así, nuestra Autonomía Universitaria es una conquista social, histórica, inspirada en los principios de libertad, tolerancia, pluralidad, participación, protección y responsabilidad. Una conquista social frente al poder del Estado, que preserva la libertad entendida en múltiples dimensiones: desarrollar el conocimiento creador y diverso, sustraído a cualquier imposición: al liberalismo en cualquiera de sus expresiones antidemocráticas y modernamente, a los totalitarismos, a la violencia ejercida sobre la conciencia.

Les recordamos que entre 1949 y 1951, se producen en Venezuela graves conflictos debido a la falta de autonomía universitaria en las grandes universidades del país.
Durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez (1952-1958) fueron cerradas las universidades autónomas produciendo un éxodo masivo de estudiantes venezolanos al exterior, principalmente a España. En 1958, con la caída del dictador, se sanciona la Ley de Universidades que reconoce la autonomía universitaria plena (art. 9) y la inviolabilidad de sus recintos por ningún organismo de seguridad del estado. Sin embargo, durante el
período 1958-1998, las Universidades Autónomas fueron allanadas en varias ocasiones. El presidente Rafael Caldera, fue un azote para universidades autónomas. Durante su primer período fueron violentamente
allanadas la Universidad Central de Venezuela y la Universidad de Los Andes. La violencia fue especialmente brutal en esta última. Varios estudiantes fueron asesinados por las fuerzas policiales. El primero de
ellos, el estudiante Carlos Bello, fue abatido por un tiro de fusil cuando inocentemente se refugiaba detrás de un letrero en cartón piedra.

La autonomía universitaria en Venezuela tiene rango constitucional desde 1999. No obstante, su definición e incorporación en la legislación del país es un poco más antigua, aunque escasamente tiene cincuenta años. La misma se recoge en el artículo 9 de la actual Ley de Universidades. En este sentido, la autonomía universitaria permite a las instituciones que se les reconoce:

1. Dictar sus normas internas (autonomía organizativa);
2 Planificar, organizar y realizar los programas de investigación, docencia y extensión (autonomía académica)
3. Elegir y nombrar a sus autoridades así como designar al personal docente, de investigación y administrativo (autonomía administrativa);
4. Organizar y administrar su patrimonio (autonomía económica y financiera)

Pero algo más, en el artículo 109 de la Constitución vigente se “reconoce” la autonomía como “principio y jerarquía” para dedicarse los profesores, estudiantes y egresados a la búsqueda del conocimiento para beneficio espiritual y material de la nación. Con este artículo queda claro que la autonomía no se le “otorga” a las universidades, sino que es una condición diríamos que ontológica. La autonomía es el fundamento para realizar sus funciones institucionales: producir conocimiento, formar profesionales y transferir sus resultados al entorno.

Por ello, el llamado es a la calma, y vamos defender nuestro principios de la AUTONOMIA., no nos inquietad a la Unidad 77 esas voces que llaman a la Intervención eso no resuelven los conflictos , para resolver conflictos es sentarse en mesa de dialogo un búsqueda de soluciones a todos los que representamos a los estudiantes que eligen concientemente por cada uno de nosotros, y que estos mismo estudiantes nos dan la responsabilidad de hablar por ello , le debemos una respuesta, nuestra función es unirnos y hacer de las universidades lo que son, la búsqueda de la verdad, de la pluralidad, el encuentro de todas las corrientes de pensamiento , sin importar las tendencias la cuál muchos tenemos. Pero de antemano ratificamos que queremos responsable de lo contrario nos tendrán en las calles.

UNIDAD 77

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.