sábado, 14 de julio de 2007

Estudiantes de la UC denunciaron ante la Fiscalía irregularidades en varios hospitales de Carabobo


Valencia, julio 13 (Marja Cicero/ Foto: Leonardo Ortega).- Vestidos con sus batas blancas, los estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Carabobo, acompañados de algunos miembros de las restantes instituciones de educación superior de la región, denunciaron ayer las diversas problemáticas que actualmente se evidencian en los diferentes hospitales de la entidad y, al mismo tiempo, exigieron respuestas inmediatas por parte del los Gobiernos Nacional y Regional.
Alrededor de las 11:00 de la mañana de este viernes, luego de congregarse en las inmediaciones del ambulatorio "Miguel Franco", ubicado en el municipio Naguanagua, un pequeño grupo de bachilleres que hacen vida en las escuelas de Medicina, Enfermería y Bioanálisis de la UC iniciaron la protesta pacífica denominada la "Marcha de las Batas Blancas", donde los jóvenes recorrieron la avenida Universidad y se dirigieron hasta la redoma de Guaparo para culminar la caminata en la avenida Bolívar norte de Valencia, específicamente en la sede de la Fiscalía del estado Carabobo.
Las pancartas con mensajes alusivos a la grave situación del país en materia de salud, los pitos y las consignas tales como "somos estudiantes pa' lante, pa' lante, y al que no le guste que arranque, que arranque"; "dónde están, dónde están las dotaciones que nos iban a mandar" y "pueblo, escucha, únete a la lucha", no se hicieron esperar durante el desarrollo de la manifestación, a través de la cual los estudiantes también demandaron respeto por la autonomía universitaria y la libertad de expresión.
En representación del resto de sus compañeros, la dirigente estudiantil de la Escuela de Enfermería de la máxima casa de estudios carabobeña, Roxana Cardelli, expresó la profunda preocupación que poseen los jóvenes universitarios frente al desabastecimiento en los diferentes centros asistenciales venezolanos, el déficit de camillas, así como también de trabajadores capacitados para atender el gran número de personas que, día a día, visitan los ambulatorios y hospitales en búsqueda de soluciones efectivas a sus problemas de salud.
Asimismo, Cardelli destacó que, en los actuales momentos, el Ejecutivo Nacional le brinda prioridad a los galenos cubanos, sin tomar en cuenta a los profesionales de la salud venezolanos. Afirmó que los universitarios, fundamentalmente aquellos que cursan estudios en cualquiera de las carreras correspondientes a esta área, sienten una gran inquietud ante la posibilidad de que, una vez se aperturen los nuevos cargos en los diferentes hospitales y ambulatorios, éstos sean asignados a médicos cubanos o extranjeros.
Al llegar a las instalaciones de la Fiscalía del estado Carabobo, los bachilleres consignaron un documento donde manifestaban: "Nos presentamos muy respetuosamente como estudiantes de la Salud (Medicina, Enfermería y Bioanálisis) de la UC para formalizar una denuncia por las irregularidades que se están presentando en los diferentes hospitales del estado Carabobo, situación que nos afecta porque allí hacemos nuestras pasantías para podernos graduar. Hemos visto muchas fallas en los hospitales, como la falta de insumos médicos, de personal, el irrespeto hacia los TSU de Enfermería, dándoles tres meses de prueba para saber cómo se desenvuelve y luego ver si están capacitados y contratarlos; el desabastecimiento de insumos quirúrgicos (anestesia, guantes, tapabocas y falta de camillas), sin contar que los quirófanos están colapsados por lo que a veces no se hacen operaciones; la falta de cuartos para ingresar a los pacientes, así como de seguridad alrededor de los hospitales.
Denunciamos también que los Barrio Adentro tienen ineficiencia a nivel de personal, equipos médicos y la falta de atención a los pacientes".
El comunicado, entregado a la Fiscal Superior Suplente, doctora Mariaelena Páez, también establece que, a lo largo de 40 años de democracia, "nunca jamás los estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Salud y los profesionales venezolanos de estas áreas habían experimentado tantos atropellos e injusticias por parte de un Gobierno que se ha convertido en comunista y autoritario, donde en los últimos tiempos se ha querido centralizar todos los Poderes Públicos de nuestro país en uno solo".

Un déficit del 50% en personal médico
poseen hospitales y ambulatorios de la región
Con la presencia de su máximo representante, doctor Fernando Henríquez Ostos, el Colegio de Médicos de Carabobo brindó su apoyo a la "Marcha de las Batas Blancas", compartiendo así la lucha en pro de los derechos fundamentales de todos los venezolanos.
En ese sentido, Henríquez Ostos denunció las distintas deficiencias y problemáticas que, actualmente, se evidencian en los hospitales y ambulatorios de la región, siendo una de las más significativas el déficit del 50% en el personal médico necesario en dichas instancias.
Ante esto, aseveró que próximamente la situación será aún más delicada, puesto que, una vez se inicien los concursos para optar a los nuevos cargos, entre los meses de octubre y noviembre, "los médicos no van a querer participar si Insalud sigue cancelando un salario de 860 mil bolívares, cuando actualmente el sueldo mínimo está en 600 mil y la canasta básica alrededor de los 900 mil bolívares".
De la misma forma, el presidente del Colegio de Médicos de la región sostuvo que, en estos momentos, hacen falta aproximadamente mil 600 camas en los diferentes centros asistenciales del Estado. Igualmente, resaltó que continúan las muertes materno- infantil en la entidad carabobeña.
- Exigimos que la política en materia de salud y, sobre todo, en el área materno infantil mejore, que se recupere y se ponga en marcha, de manera inmediata, la maternidad de la Ciudad Hospitalaria "Doctor Enrique Tejera" (Chet). Igualmente, pedimos seguridad en los centros de salud y la cancelación de los pasivos laborales que ya se encuentran por el orden de los ocho millardos de bolívares, sin que Insalud haya logrado pagar la deuda.
Igualmente, desde 1999, no jubilan a ningún médico en nuestro Estado y hay una lista de cerca de 120 profesionales que han cumplido su edad, que han hecho el tiempo necesario y, hasta la fecha, no hay ninguna política de jubilación en Carabobo, finalizó.Valencia, julio 13 (Marja Cicero/ Foto: Leonardo Ortega).- Vestidos con sus batas blancas, los estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Carabobo, acompañados de algunos miembros de las restantes instituciones de educación superior de la región, denunciaron ayer las diversas problemáticas que actualmente se evidencian en los diferentes hospitales de la entidad y, al mismo tiempo, exigieron respuestas inmediatas por parte del los Gobiernos Nacional y Regional.
Alrededor de las 11:00 de la mañana de este viernes, luego de congregarse en las inmediaciones del ambulatorio "Miguel Franco", ubicado en el municipio Naguanagua, un pequeño grupo de bachilleres que hacen vida en las escuelas de Medicina, Enfermería y Bioanálisis de la UC iniciaron la protesta pacífica denominada la "Marcha de las Batas Blancas", donde los jóvenes recorrieron la avenida Universidad y se dirigieron hasta la redoma de Guaparo para culminar la caminata en la avenida Bolívar norte de Valencia, específicamente en la sede de la Fiscalía del estado Carabobo.
Las pancartas con mensajes alusivos a la grave situación del país en materia de salud, los pitos y las consignas tales como "somos estudiantes pa' lante, pa' lante, y al que no le guste que arranque, que arranque"; "dónde están, dónde están las dotaciones que nos iban a mandar" y "pueblo, escucha, únete a la lucha", no se hicieron esperar durante el desarrollo de la manifestación, a través de la cual los estudiantes también demandaron respeto por la autonomía universitaria y la libertad de expresión.
En representación del resto de sus compañeros, la dirigente estudiantil de la Escuela de Enfermería de la máxima casa de estudios carabobeña, Roxana Cardelli, expresó la profunda preocupación que poseen los jóvenes universitarios frente al desabastecimiento en los diferentes centros asistenciales venezolanos, el déficit de camillas, así como también de trabajadores capacitados para atender el gran número de personas que, día a día, visitan los ambulatorios y hospitales en búsqueda de soluciones efectivas a sus problemas de salud.
Asimismo, Cardelli destacó que, en los actuales momentos, el Ejecutivo Nacional le brinda prioridad a los galenos cubanos, sin tomar en cuenta a los profesionales de la salud venezolanos. Afirmó que los universitarios, fundamentalmente aquellos que cursan estudios en cualquiera de las carreras correspondientes a esta área, sienten una gran inquietud ante la posibilidad de que, una vez se aperturen los nuevos cargos en los diferentes hospitales y ambulatorios, éstos sean asignados a médicos cubanos o extranjeros.
Al llegar a las instalaciones de la Fiscalía del estado Carabobo, los bachilleres consignaron un documento donde manifestaban: "Nos presentamos muy respetuosamente como estudiantes de la Salud (Medicina, Enfermería y Bioanálisis) de la UC para formalizar una denuncia por las irregularidades que se están presentando en los diferentes hospitales del estado Carabobo, situación que nos afecta porque allí hacemos nuestras pasantías para podernos graduar. Hemos visto muchas fallas en los hospitales, como la falta de insumos médicos, de personal, el irrespeto hacia los TSU de Enfermería, dándoles tres meses de prueba para saber cómo se desenvuelve y luego ver si están capacitados y contratarlos; el desabastecimiento de insumos quirúrgicos (anestesia, guantes, tapabocas y falta de camillas), sin contar que los quirófanos están colapsados por lo que a veces no se hacen operaciones; la falta de cuartos para ingresar a los pacientes, así como de seguridad alrededor de los hospitales.
Denunciamos también que los Barrio Adentro tienen ineficiencia a nivel de personal, equipos médicos y la falta de atención a los pacientes".
El comunicado, entregado a la Fiscal Superior Suplente, doctora Mariaelena Páez, también establece que, a lo largo de 40 años de democracia, "nunca jamás los estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Salud y los profesionales venezolanos de estas áreas habían experimentado tantos atropellos e injusticias por parte de un Gobierno que se ha convertido en comunista y autoritario, donde en los últimos tiempos se ha querido centralizar todos los Poderes Públicos de nuestro país en uno solo".

Un déficit del 50% en personal médico
poseen hospitales y ambulatorios de la región
Con la presencia de su máximo representante, doctor Fernando Henríquez Ostos, el Colegio de Médicos de Carabobo brindó su apoyo a la "Marcha de las Batas Blancas", compartiendo así la lucha en pro de los derechos fundamentales de todos los venezolanos.
En ese sentido, Henríquez Ostos denunció las distintas deficiencias y problemáticas que, actualmente, se evidencian en los hospitales y ambulatorios de la región, siendo una de las más significativas el déficit del 50% en el personal médico necesario en dichas instancias.
Ante esto, aseveró que próximamente la situación será aún más delicada, puesto que, una vez se inicien los concursos para optar a los nuevos cargos, entre los meses de octubre y noviembre, "los médicos no van a querer participar si Insalud sigue cancelando un salario de 860 mil bolívares, cuando actualmente el sueldo mínimo está en 600 mil y la canasta básica alrededor de los 900 mil bolívares".
De la misma forma, el presidente del Colegio de Médicos de la región sostuvo que, en estos momentos, hacen falta aproximadamente mil 600 camas en los diferentes centros asistenciales del Estado. Igualmente, resaltó que continúan las muertes materno- infantil en la entidad carabobeña.
- Exigimos que la política en materia de salud y, sobre todo, en el área materno infantil mejore, que se recupere y se ponga en marcha, de manera inmediata, la maternidad de la Ciudad Hospitalaria "Doctor Enrique Tejera" (Chet). Igualmente, pedimos seguridad en los centros de salud y la cancelación de los pasivos laborales que ya se encuentran por el orden de los ocho millardos de bolívares, sin que Insalud haya logrado pagar la deuda.
Igualmente, desde 1999, no jubilan a ningún médico en nuestro Estado y hay una lista de cerca de 120 profesionales que han cumplido su edad, que han hecho el tiempo necesario y, hasta la fecha, no hay ninguna política de jubilación en Carabobo, finalizó.

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.