lunes, 3 de septiembre de 2007

Reflexión Popular





merlin.ceballos@gmail.
Mas que por la fuerza se nos domina por el engaño…
Reflexión Popular Darle un vistazo hoy a Venezuela, implica pasearse por una suerte de laberinto, donde la política oficial pone pasillos a su capricho. Se consolida una “revolución”, dictada en todo momento , muy a pesar de hacerse llamar socialista. Un proceso que más que nuestra contribución pide la obediencia incondicional e incorruptible. Las iniciativas de participación popular son castradas al nacer haciéndolas dependientes de oficinas y funcionarios sordos, que están solo en defensa de sus propios intereses. Denunciamos que surge una oligarquía diferente a la de la cuarta, solo en el color con que se identifica.

Se estimula la pobreza como el método más efectivo de control social, así a través de becas y aparatos montados desde el estado, se mantiene a la población bajo un nivel de dependencia, jugando con la escasez y la necesidad como instrumentos electorales, con el sagrado empleo de muchos venezolanos, mientras desde el discurso de los funcionarios iniciando por el presidente, se habla de humildad y se practica lo contrario. Se habla igual de un desarrollo endógeno, pero seguimos importando cada producto y viviendo más que nunca de la renta petrolera, dando prioridad a lo foráneo y la burocracia hundiendo a nuestros industriales, sobre todo a los medianos y pequeños. Se construye bajo un esquema de “prohibido hablar mal del jefe” y luego se nos dice que Venezuela es de todos.

Fuimos sorprendidos con la crónica del cierre de un medio de comunicación, con la confiscación sin respeto de la propiedad privada y con las fuerzas armadas coreando las consignas del partido de gobierno. En fin, se pretende en pleno siglo XXI, hacer un círculo con nuestra historia hasta los escenarios donde inició el país el siglo XX. El autoritarismo militarista, de un caudillo y su se quito de arrodillados. Nosotros los estudiantes universitarios de Venezuela, expresamos ante ustedes y el mundo nuestra vocación de vivir en democracia, participativa y protagónica, como único escenario donde se ejerce la libertad de pensamiento y la pluralidad.

Hacemos un llamado a la reconciliación entendiendo está como el respeto a cada ciudadano y sus derechos civiles, a la unidad para cumplir el deber de participar y así reclamar la patria secuestrada. Denunciamos que en Venezuela se pretende una dictadura disfrazada desde lo jurídico por la genuflexión de la Asamblea Nacional. Se viola la constitución de 1999 para adecuarla nuevamente a la talla del presidente, que aumenta de peso y de poder. Nuestro papel en la historia contemporánea se circunscribe a organizar el descontento popular y al análisis del momento político para llevarlo hasta el pueblo de base que al fin y al cabo no entiende, pero sufre en las costillas cada medida que se decreta.

Nuestro papel es abrirle paso a una nueva democracia. Quedaría para la reflexión, definir cual es el papel de ustedes, tanto en lo individual como en lo colectivo en este sentido, que tanto son capaces de hacer, seguros de que no deseamos el espejo de Cuba para Venezuela. ¡¡ Por la reconciliación de la Patria…Participación!! ¡¡Por un País Libre !! ¡¡No es momento de callar!! Sino : gritar los verdaderos cambios.

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.